Almuerzo del vicepresidente del parlamento armenio con dirigentes de la comunidad armenia de Buenos Aires



El vicepresidente de la Asamblea Nacional de la República de Armenia, Eduard Sharmazanov, quien se encuentra de visita oficial en la Argentina y estuvo presente en la ceremonia de asunción del presidente Mauricio Macri,mantuvo hoy un almuerzo en el Centro Armenio de la República Argentina con dirigentes de la comunidad armenia de Buenos Aires y representantes de las instituciones armenias. Del encuentro participaron también el embajador de Armenia en Argentina, Alexan Harutiunian, el embajador de Argentina en Armenia,Gonzalo Urriolabeitia, la cónsul de la embajada de Armenia en Argentina, Ester Mkrtumyan, el arzobispoKissag Mouradian, Primado de la Iglesia Apostólica Armenia en Argentina y Chile, el monseñor Vartán Boghossian, Exarca de la Iglesia Armenia Católica en América Latina, el monseñor Pablo Hakimian, y religiosos de la Iglesia Armenia.

 

 

El archimandrita Maghakia Amiryan dio las palabras de bienvenida y presentó al vicepresidente del parlamento armenio, Sharmazanov, quien se dirigió a los presentes y expresó su alegría de visitar a la comunidad armenia de Argentina. Destacó la amistad entre el pueblo armenio y el argentino y entre los dos Estados, y señaló que, cuando saludó a Macri durante su jura como presidente, el flamante mandatario le retribuyó con mucha efusividad y elogios, lo cual “sin dudas se debe al trabajo realizado por ustedes y quienes los antecedieron, representando de la mejor forma a la nación armenia como un pueblo de paz y de trabajo”, añadió.

 

 

El parlamentario manifestó su preocupación por el conflicto de Nagorno Karabagh-Artsaj. “Mientras nosotros estamos aquí hablando, Nagorno Karabagh-Arstaj está siendo atacada por Azerbaiyán con ayuda de Turquía, en lo que es una nueva expresión de panturquismo. El destino de la armenidad está en juego allí”, alertó, mientrasagradeció a la República Argentina por su constante apoyo y compromiso en el reconocimiento del Genocidio Armenio, ya que “el negacionismo es tan grave como el genocidio”, y concluyó: “Permanezcamos fuertes y unidos. Viva Armenia, viva  Argentina, viva Artsaj”.

 

 

Posteriormente, el presidente del Centro Armenio, Alberto Djeredjian, suscribió las palabras de Sharmazanov y expresó su deseo de que el fuerte vínculo de amistad entre el pueblo armenio y el argentino se traduzca en una consolidación cada vez mayor en el vínculo entre los dos Estados, para luego ceder la palabra al embajador argentino en Armenia, Gonzalo Urriolabeitia.

 

 

 

“Soy un hombre muy feliz en Armenia. Me habían anticipado que el recibimiento allí sería magnífico, pero ha sido mayor a lo imaginado”, contó el diplomático. Subrayó la excelente relación bilateral entre los dos países, que se ha reflejado este año. “La delegación argentina fue una de las más numerosas en la conmemoración del centenario del Genocidio Armenio en Ereván. Argentina y Armenia se han apoyado mutuamente en torno a diversos temas en el marco de los organismos internacionales”, marcó, y adelantó que pronto se inaugurará en Armenia la Casa Argentina.

 

 

 

Finalmente, el arzobispo Mouradian hizo entrega a Sharmazanov y a Urriolabeitia de una placa recordatoria y presentes, y todos los invitados cerraron el encuentro con un brindis.

 

 


Fecha de publicación: 2015/12/11
Publicado por: centro armenio Categoría: Comunidad Armenia  

¡Compartí!


Facebook Twitter Google