La historia de “Azdarar”, el primer diario armenio del mundo, fundado en 1794



En el tranquilo jardín de la iglesia armenia de la ciudad india de Chennai (antiguamente denominada Madrás), yace una tumba ornamentada con un libro abierto con la palabra “Azdarar” (“El Informante“, en armenio), en referencia a la primera publicación de prensa armenia del mundo, aparecida en esa localidad en 1794. El panteón pertenece al reverendo Harutiún Shmavonian (1750-1824), editor y fundador del periódico, reconocido como el “padre del periodismo armenio”.




Shmavonian nació en la ciudad iraní de Shiraz. Luego de la repentina muerte de sus dos hijos, se alejó de la concurrida ciudad para estudiar el idioma persa, que finalmente dominó. Sus viajes posteriores lo llevaron a establecerse como sacerdote en Madrás, donde fundó la revista el 28 de octubre de 1794, publicando noticias del mundo en armenio para la comunidad armenia de esa ciudad.

La publicación perduró sólo 18 meses, por razones que aún no están muy claras. “La revista, por desgracia, no duró mucho y los pocos intentos de revivirla también fracasaron”, escribió el historiador y cronista indio Subbiah Muthiah en su libro “Historias de la Antigua y Nueva Madrás”.

La conexión armenia con Madras data del siglo XV, cuando los comerciantes llegaron por mar para comerciar seda, especias y piedras preciosas. Las primeras huellas de los asentamientos armenios en la India se pueden encontrar en el siglo XIII en la región de Surat, donde se establecieron tras huir de la persecución del califato islámico en Persia. La comunidad pronto se fue extendiendo y se establecieron también en las ciudades portuarias de Bombay, Calcuta, Rangún y Madrás.

“Los armenios de Madrás eran famosos por su imprenta y por sus obras caritativas”, señala el cónsul general de la República de Armenia en la India, Shivkumar Eashwaran.

“Azdarar” tuvo un impacto no sólo en la comunidad local, sino en todo el mundo. El periódico fue considerado como uno de los orígenes del nacionalismo armenio. “Fue el primer intento de hablar por la comunidad que estaba dispersa en muchas ciudades portuarias”, expresó Hari Vasudevan, profesor emérito de la Universidad de Calcuta. El centenario de la fundación de la revista fue celebrado en 1894 por periodistas armenios en Venecia, Viena, Marsella, Constantinopla y muchas otras ciudades.

Según Aslanian, la publicación contenía nuevas características para los lectores armenios del siglo XVIII. Dado que la comunidad armenia de Madrás estaba principalmente dedicada al comercio, cada número ponía a disposición del público información útil, como los horarios del tráfico marítimo comercial en el puerto, las listas de precios de diversos productos comercializados en los mercados locales y anuncios de mercancías en venta. El propio Shmavonian indicó en su primer artículo editorial que el principal objetivo era “proporcionar noticias útiles a la incipiente comunidad de Madrás”.

Sin embargo, “Azdarar” tenía una gran variedad de notas. Además de la información comercial, cada número contenía noticias sociales y políticas sobre varias comunidades armenias de la India y las novedades políticas de Europa.

“La publicación de un periódico que no fuera en inglés y tampoco europeo, no era algo muy común para la época”, indicó Hari Vasudevan. “Esta noción de producir para un público lector no se conocía en las comunidades armenias de Irán y de Turquía del Este en ese momento. Por lo general, sólo se distribuían almanaques con las fechas importantes del mes”, añadió.

Se sospecha que los periódicos británicos que circulaban fueron una influencia importante en la cultura de la impresión armenia. Dado que los británicos eran sus competidores en el comercio, los armenios necesitaban mantener a su comunidad al tanto de los últimos desarrollos comerciales. “Muchas de estas características innovadoras fueron adaptaciones creativas de los periódicos en inglés que acababan de comenzar a aparecer en la India, incluyendo la idea de presentar información pertinente a la comunidad empresarial en un foro público”, manifiesta Aslanian.

Los comerciantes armenios eran viajeros regulares, y culturalmente unidos por las iglesias que construyeron y su práctica cristiana. El periódico “Azdarar” es considerado como uno de los primeros intentos no religiosos de unir a la comunidad.

 


Fecha de publicación: 2017/08/22
Publicado por: centro armenio Categoría: Comunidad Armenia  

¡Compartí!


Facebook Twitter Google