En la Argentina




Los armenios en la Argentina

Si bien existen referencias acerca de la presencia armenia en la Argentina desde fines del siglo XIX y comienzos del XX, la primera oleada migratoria –definida por los mismos protagonistas como una emigración forzada– comenzó en la década de 1910. Las matanzas de Cilicia (región sobre las costas del mar Mediterráneo en la actual Turquía) de abril de 1909 marcaron el comienzo de una inmigración parcial que se generalizó con el Genocidio de 1915 a 1922. En su transcurso murieron 1.500.000 personas; los sobrevivientes se dispersaron en busca de refugio en distintos puntos de Medio Oriente, Europa y América.

Actividad económica

Los armenios en su lugar de origen eran campesinos, artesanos, comerciantes... Cuando llegaron a la Argentina, se adaptaron a las necesidades del país.

Paulatinamente y gracias a la perseverancia y tesón característicos de su pueblo, fueron progresando hasta ocupar lugares de incidencia en el desarrollo de la industria argentina, ya como industriales textiles, del calzado o bien de la fabricación de alfombras.

Vida institucional

Desde su llegada a la Argentina, los armenios recrearon las primeras entidades comunitarias, según las existentes en sus lugares de origen. Así, entre 1911 y 1938 se sentaron las bases de las principales instituciones religiosas, benéficas, políticas, deportivas, culturales y regionales que contribuyeron a superar el desarraigo y conformaron espacios de sociabilidad donde los inmigrantes intentaron restituir elementos patrimoniales propios –lengua, religión, tradiciones– con la esperanza de resistir la aculturación, al menos en la primera generación

 

 

¡Compartí!


Facebook Twitter Google